Sobrevivir al verano (I)



Buenas y calurosas jornadas,
 hace unas semanas decidí reducir mi consumo de Coca-Cola, hasta ese día iba a  1 por día, con lo cual era bastante porque su consumo debe ser ocasional. Sí, cuando me apetecía algo fresquito y estaba estudiando me ponía mi cocacola con hielo y limón, de ahí a que se me ocurriera la idea de bebidas alternativas y que fueran sanas. Además, este post el primero de una serie de “sobrevivir al verano” en el cual me gustaría compartir y creo que os pueden ir bien. 

Bebidas.

1.Agua de naranja y jengibre: en un litro de agua incorporamos el zumo de dos naranjas  y un poco de jengibre rallado, se mete un rato en la nevera una hora o dos, y se sirve. Es una bebida refrescante con el saborcito suave de la naranja y las buenas prestaciones del jengibre. A mi me refresca bastante y me encanta. NOTA: es mejor hacerlo con jengibre fresco.

2. Agua de chía y limón: en un litro de agua incoporar una o dos cucharadas de semillas de chía, el zumo de uno o dos limones y remover. Introducir durante una hora o dos en la nevera.

3. Tés fríos: en este caso os recomiendo poner el agua en el fuego, infusionar las bolsitas de té y luego ponerlo en el recipiente correspondiente. Esperar a que se enfríe e introducir en la nevera. Esta bebida nos da mucho juego porque se puede hacer desde el típico té verde, rojo… hasta la infusión de sabor nueva que has encontrado. Además, les puede dar un toque diferente echarle  fruta congelada, es experimentar.

4. Agua con gas: cuando salgo a tomar algo con la familia, amigos, pareja, etc. siempre me pido o intento pedir agua con gas, de esta forma nos engañamos un poco porque tiene gas pero sin las desventajas de los refrescos azucarados.

5. Agua: sí, esta es la mejor bebida, si quieres tomarla de forma diferente se le puede agregar fruta congelada, por ejemplo, en Mercadona o en Lidl se pueden encontrar. Si no siempre las podemos hacer nosotros.

 Además, de estas alternativas existe la clásica del café con hielo, del café con leche con hielo o simplemente un vaso de leche con cacao puro desgrasado, que también esta riquísimo. Por último, si congeláis la fruta y tenéis una batidora que piqué hielo, podéis hacer helados de fruta: plátano congelado, chocolate puro y un chorrito de leche vegetal, es mi recomendación.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

La caja verde de stabilo y otras cosas

FP a distancia: mi corta experiencia

¿Cómo me organizo?