domingo, 29 de enero de 2017

Mi semana en fotos (I)

Ya que estamos a domingo creo que os mostraré mi semana en imágenes de mi  instagram, aviso son fotos de mi escritorio.
Espero el próximo domingo tener imágenes más suculentas e interesantes :).

DOMINGO 22 DE ENERO
MARTES 23 DE ENERO
MIÉRCOLES 24 DE ENERO
Una foto publicada por Diary of a psychology student (@uned_minidesastre) el
VIERNES 27 DE ENERO
SÁBADO 28 DE ENERO

 

Prometo el próximo domingo traer suculentas fotos para amenizar un post y no tirar de las de instagram.

lunes, 23 de enero de 2017

Buena suerte!

Os escribo este post para los que vayais a la primera semana de exámenes y es solo para deciros...


miércoles, 18 de enero de 2017

#problemas del unediano/a: los chupopteros o vampiros emocionales



He vuelto por estos lares! El motivo de mi ausencia han sido las festividades y un trabajo durante las vacaciones de navidad. Aún esto, hace días que me ronda por la cabeza hacer un post sobre este tema: “vampiros emocionales.

La verdad es que en mi vida creo que hay uno de estos elementos y no es que sea una persona cercana, sino todo lo contrario es una persona con la que coincido en alguna de las clases a las que voy, es decir, un compañero/a de clase. Además, que con el análisis de su discurso he concluido que es de esta tipología (¡qué científico me ha quedado!). Actualmente y al darme cuenta de que iba a clase normal y volvía malhumorada o triste, decidí poner remedio y consiste en pasar de la persona (más tarde entraré en detalles) que si dice Y pues que diga Y, solo me limitó a preguntar cosas de clase, aunque aún se me escapa alguna pregunta personal o algo así pero me estoy reeducando.

Hoy al buscar información para buscar sobre este tema, he llegado al blog “Psicología y Mente”, el cual ya seguía vía twitter. En definen como son este tipo de personas y que tipos existen según ellos, en el caso del que os he descrito antes sería  de tipo victimista o quejica. La situación es la siguiente: le cuento algo que me ha pasado o que me duele X, y su respuesta no es ¡Ostras, pues tomate esto o haz esto o ¿estas bien?! NO! Es pues yo más, es decir, pues estoy peor que tú o a mi me duele esto otro. Claro, cuando es solo una vez o después de una pequeña introducción se refiere a lo suyo, dices “ es normal; pero cuando cada día o cada hora té recita varias cosas que le pasan y son lo peor, acabas hasta el moño, tanto que lo único que haces es ignorar, decir aja o contestarle de malas maneras. Pensareis ¡vaya borde!, pero os tengo que reconocer que no he contestado nunca mal, porque no se ha dado la ocasión, sobre todo lo que utilizo es la ignorancia. Y si tengo que explicar alguna cosa me limito a cuatro cosas.

Seguramente os habéis encontrado alguna vez de este tipo de personas ¿no? Sobre todo si estudias en nuestra universidad y te dicen “Pues no sé como lo haces, porque yo no podría (inserte aquí la frase que quiera de las siguiente: no tengo tiempo, no me veo capaz, no tengo tiempo, entre otras)”, o si , además trabajas/estudias otras cosas, la cosa se pone más graciosa con estos sujetos. O cuando te dicen la famosa frase (que ya explique) “pues puede ser que no te sirva para el futuro”. Y tu reacción es…





Pero tú por fuera solo dices “ sí, bueno es solo cuestión de organización”. Y de ahí te vas a tu casa con ganas de haberle dicho alguna perla, pero concluyes que es una pérdida de tiempo y vuelves a tus queridos libros, y a la papelería bonita.


 ¿Os ha pasado alguno/a encontraros con un vampiro emocional?